Uno de los graves problemas medio-ambientales es el uso de los inodoros como papeleras, hemos visto en los medios de comunicación los atascos que se producen en tuberías por echar productos como bastoncillos, algodones,compresas, plásticos y sobretodo toallitas húmedas, empleadas en el higiene personal. Es importante saber que una toallita no se biodegrada desde que entra en un inodoro hasta los colectores urbanos de las ciudades, y tampoco lo hacen cuando llegan a las depuradoras. Buenos conocedores de ésto son los operarios de mantenimiento de plantas depuradoras, mantenimientos en edificios o en las redes de las poblaciones. Los envases que contienen las toallitas indican que son biodegradables, pero hay que pensar que no es así en un corto plazo, y que al igual que los plásticos, también acaban en nuestros mares y océanos. Tener una papelera en el aseo junto al wc puede ser una buena opción para que el gesto del tirar sea el mismo,pero el residuo no acabe en las tuberías.

Abrir chat
¡Pregunta sin compromiso!